Saltar al contenido
Mi Medico Natural

Sinusitis. Remedios Naturales y Prevención

Remedios Naturales para la Sinusitis

Tos, congestión nasal y dolor de cabeza en la zona de la frente,  son malestares que nos pueden estar avisando que estamos de presencia de una sinusitis o sinusitis crónica,  una inflamación de los paranasales senos. Pero no nos asustemos, lo podemos aliviar o sanar con algunos Remedios Naturales para la Sinusitis.

Remedios Naturales para la Sinusitis.Prevención. Medicina Casera

AGUA

Es importantísimo consumir mucha agua, ya que va a ayudar a que no sea tan espeso el moco alojado en los senos paranasales y facilitar su eliminación.

EUCALIPTO

En una cacerola ponga a hervir agua, luego incorpore un puñado de hojas de eucalipto y tápelo durante 10 minutos. Luego colóquese una  toalla sobre la cabeza de forma que le cubra la nuca y caiga sobre la cacerola de forma tal que no escape el vapor entonces inhalar y aspirar el mismo.

    DUCHA NASAL

    Preparar agua hervida con un poco de sal, o suero fisiológico  en un recipiente, luego introducirlo en una fosa nasal y comenzar a aspirar lentamente sintiendo como penetra el liquido y llega hasta la faringe, justo a ahí se lo expulsa y por detrás veremos el arrastre de mucha mucosidad y deberemos sonarnos la nariz. El proceso hay que realizarlo en los dos orificios de la nariz varias veces.

    MENTA

    Realizar una infusión con cuatro cucharadas de la planta de menta en medio litro de agua, luego se deja enfriar y se cuela. Embeber un paño y colocarlo sobre la nariz. Realizar el proceso cada media hora como máximo de ser posible.

    REMOLACHA

    Tomar un par de remolachas de muy buena calidad y bien limpias. A continuación exprimir su jugo  luego comenzar a aspirarlo lentamente por la nariz. Es muy eficaz

    CEBOLLA

    Licuar una rodaja de cebolla en media taza de agua(puede ser menos agua si lo desea mas concentrado). Luego colarlo y colocarlo en un gotero ( como los de las gotas para irritación de los ojos). Seguidamente incorporarlo como gotas nasales durante el día, mientras nuestro estado lo requiera.