4 Remedios Naturales Simples para la Tendinitis

4 Remedios Naturales Simples para la Tendinitis

Remedios Naturales para la Tendinitis

Hay un sinnúmero de tendones dispersos por todo el cuerpo, pero sólo un puñado de tendones específicos causan problemas. El tendón es un tejido fibroso sólido que es muy flexible. Conecta los músculos con los huesos en el cuerpo. Cuando hacemos cualquier movimiento físico, como caminar, saltar o levantar objetos, los músculos se contraen para mover el hueso para producir el movimiento.

Esta fuerza de contracción del músculo se transmite al hueso por el tendón en un movimiento suave y fluido. Cuando este tejido fibroso se inflama se conoce como tendinitis.

La tendinitis es causada generalmente por una exigencia o estiramiento muscular. A veces, las enfermedades subyacentes, tales como la artritis también pueden causar tendinitis. Hay sensibilidad y dolor directamente sobre el tendón y el movimiento se vuelve difícil.

Remedios Caseros Eficaces para la Tendinitis

Aceite de Mostaza

El aceite de mostaza está lleno de nutrientes esenciales que nutren el cuerpo y ayudan a mantenerse en forma y fuerte de varias maneras. Es especialmente muy beneficioso en una variedad de problemas en las articulaciones y musculares debido a sus propiedades anti-inflamatorias y calmante de dolores.

También contiene grandes cantidades de magnesio que es esencial para conservar los músculos y tendones sanos. Masajear suavemente la zona dolorida con aceite de mostaza caliente. Use abundante aceite para que pueda penetrar bien en la piel. Masajear durante quince minutos, tres veces por día.

Aceite de Ricino

El aceite de ricino no sólo reduce la inflamación, sino que también trae un alivio rápido del dolor y la sensibilidad.

Calentar un poco de aceite de ricino en una cacerola. Sumerja un paño limpio en aceite y envuelva el tendón inflamado. Cubra la zona con un paño de lana caliente. Utilizar este remedio dos veces al día para deshacerse del dolor de forma rápida y eficaz.

Cúrcuma

Esta especia esta llena de poderes de curación natural que satisfacen una amplia gama de enfermedades y dolencias. Sus propiedades anti-inflamatorias y analgésicas son potentes y reducen la hinchazón y el dolor por lo que es excelente dentro de los remedios naturales para la tendinitis.

Mezcle una cucharadita de cúrcuma en polvo en un vaso de leche caliente y beba dos veces al día. Debe seguir tomando la cúrcuma en polvo durante un mes después de que el dolor desapareció por completo.

Jengibre

El criterio principal para tratar la tendinitis es reducir la hinchazón y la inflamación. Una vez que se reduce la hinchazón, el dolor y sensibilidad desaparecerán automáticamente.

El jengibre tiene un potente ant-inflamatorio y antioxidante que no sólo alivia la inflamación rápidamente, sino que también sanará el tendón inflamado y restaurará su movimiento suave. Tomar una cucharadita de jengibre en polvo con dulce de leche dos veces al día. Dentro de los remedios naturales para la tendinitis, muy efectivo.