10 Remedios Naturales para Curar Hongos en las Uñas

10 Remedios Naturales para Curar Hongos en las Uñas

Caseros Remedios Naturales para Hongos en las Uñas

Los hongos en uñas de los pies ó también llamado onicomicosis, es un problema muy común que enfrentan los hombres por igual que las mujeres. Son muy molestos, pero pueden ser tratados de forma casera con remedios naturales para hongos en las uñas.

 Los síntomas de la onicomicosis se manifiestan como: inflamación, hinchazón, dolor, color amarillento y engrosamiento de la uña. Algunas de las principales causas de la onicomicosis pueden ser calcetines sintéticos, los niveles de PH no naturales en la piel, el sistema inmunológico subnormal, la exposición continua a la humedad, la transpiración, la falta de higiene, y la diabetes.
Cuando los hongos no son tratados con prontitud y correctamente puede romper o hasta incluso perder totalmente la uña.

La buena noticia es que la enfermedad es completamente tratable y de manera económica.

Existen muchos tipos de remedios naturales que puede curar la onicomicosis en poco tiempo. 

  1. Aceite de árbol de té.

Este aceite tiene propiedades antisépticas y antifúngicas, y es especialmente útil en el tratamiento de la onicomicosis y otras infecciones de la piel. Si usted sufre de infección por hongos que utilice una bola de algodón con el aceite para frotar suavemente la uña infectada durante diez minutos, a continuación, utilice un cepillo de dientes o un cepillo pequeño para limpiar el área. Antes de este proceso, es importante mezclar el aceite uniformemente con aceite de oliva y aceite de tomillo.

  1. Bicarbonato de sodio.

El bicarbonato de sodio, que se puede encontrar en cualquier hogar, también puede ser útil en el tratamiento de la onicomicosis. Sólo necesita media taza de bicarbonato de sodio, cuatro tazas de agua caliente, cuarto de taza de agua oxigenada y media taza de sal. Combine todos los ingredientes y luego agregue un cuarto de taza de vinagre blanco. Remojar la uña infectada en vinagre y luego con la ayuda de un algodón extender la mezcla y cubrir el dedo con una gasa. Repetir cada diez horas a aproximadamente durante cuatro semanas. Si se continúa el tratamiento puede resultar muy eficaz.


  1. Aceite de naranja.

Otra forma efectiva dentro de los remedios naturales para hongos en las uñas, es el uso de aceite de naranja puro. Cualquier tipo de aceite de naranja tiene propiedades antifúngicas y se puede utilizar para el tratamiento del hongo. Con la ayuda de un gotero poner unas gotas al día entre los dedos, debajo y alrededor de las uñas y dejar reposar durante una hora.
Este aceite puede causar reacciones alérgicas o efectos secundarios, es conveniente poner a prueba una pequeña cantidad de aceite de diluido en una pequeña área de unos pocos días antes de su aplicación a la zona infectada.

  1. Vinagre blanco.

El vinagre blanco es uno de los mejores componentes que pueden utilizarse para el tratamiento de la onicomicosis. Mezcle una parte de vinagre blanco con dos porciones de agua caliente. Remoje la uña infectada en la mezcla durante diez a quince minutos por día hasta que esté completamente curado. En caso de irritación, añadir un poco más de agua y repetir el proceso cada dos días. Es muy importante para secar completamente el área después del enjuague, de lo contrario existe la posibilidad de que el hongo se propague.

  1. Ajo.

El ajo contiene alicina, que también tiene propiedades antifúngicas y por lo tanto se puede utilizar en terapia. Utilice partes iguales de aceite de ajo y vinagre blanco. Aplique la mezcla alrededor de la uña y cubra bien. Esta mezcla puede ralentizar la actividad del hongo en unas pocas horas. Si usted no puede conseguir aceite de ajo, puede extraerlo apretando dos dientes de ajo y añadiendo dos cucharadas de aceite de oliva. Deje que esta mezcla repose durante 24 horas. El ajo es otra potente opción si hablamos de remedios naturales para hongos en las uñas que no podemos dejar de probar.

  1. Vinagre de sidra.

Prepare una mezcla con partes iguales de vinagre de manzana y agua. Remoje la uña infectada durante media hora al día en la solución. Después de media hora seque el dedo completamente. Si se continúa el tratamiento diario durante unas semanas, notará una mejora importante. Otra solución es crear un exfoliante antifúngico mezclando harina de arroz y vinagre de sidra de manzana. Aplicar la pasta sobre la zona afectada y frotar suavemente. Este tratamiento le ayudará a deshacerse de las células muertas y mantener su piel suave.

  1. Enjuague Bucal.

Los enjuagues bucales son capaces de matar las bacterias y los gérmenes en la boca, pero también pueden ayudar en el tratamiento de la onicomicosis. Esto es debido a el contenido de alcohol y de los diversos compuestos que actúan como potentes antisépticos.

Llene un recipiente pequeño con enjuague bucal, un poco de vinagre y el jugo de un limón fresco. Remoje sus pies durante diez a quince minutos cada día y luego frote suavemente la zona infectada. Repita el proceso hasta que la uña infectada resulta curada completamente..

  1. Aceite de lavanda.

El aceite de lavanda tiene muchas propiedades antisépticas que pueden luchar contra cualquier tipo de infección y prevenir cualquier irritación de la piel. Tome cantidades iguales de aceite de lavanda y aceite de árbol de té, mezcle y caliente ligeramente. Con la ayuda de un trozo de algodón aplique una pequeña cantidad de solución alrededor de la uña, dos veces o tres veces al día. Use un par de calcetines de lana después de la aplicación con el fin de mejorar la eficacia del tratamiento.

  1. Aceite de orégano.

Este aceite tiene propiedades antisépticas, antibacterianas, antiparasitarias, antivirales, analgésicas y antifúngicas, por lo tanto, es excelente en el tratamiento de la onicomicosis. Mezcle dos gotas de aceite de orégano con una cucharadita de aceite de oliva. Por medio de un cuentagotas o un algodón, limpie la zona afectada al menos una vez al día. Siga este tratamiento diario durante tres semanas para ver resultados positivos.

  1. Jugo de limón.

El último consejo dentro de los remedios naturales para hongos en las uñas es el jugo de limón, que posee propiedades antisépticas y antifúngicas. El ácido cítrico contenido en el jugo que evita la propagación del hongo. Aplique una cantidad de jugo de limón fresco en la zona afectada y deje reposar durante diez minutos, luego enjuague el área con agua tibia y seque. Este tratamiento es recomendado repetir diariamente durante un mes o más. También puede mezclar partes iguales de jugo de limón y aceite de oliva, utilizar la mezcla para masajear la zona. El limón ayuda a controlar la infección mientras que el aceite va a mantener la piel suave.