Una Buena Opción en Endulzante Para Conocer

Una Buena Opción en Endulzante Para Conocer

El azúcar mascabo (o azúcar integral de caña) es un azúcar no refinado, derivado de la caña (Saccharum officinarum).

Se obtiene mediante alternativas de producción que permiten preservar los nutrientes del jugo de caña. El procedimiento más habitual se denomina mascabado, y consiste en cocinar el jugo de caña a fuego lento hasta lograr el punto caramelo. A continuación se lo deja enfriar para obtener un producto sólido, que al ser molido, queda convertido en un polvo grueso y húmedo (azúcar integral).

PROPIEDADES DEL AZUCAR MASCABO

El mascabo es considerado más saludable que otras variedades de azúcar (blanco, rubio, etc.) porque aporta casi todos los minerales, vitaminas, fibra y demás nutrientes asociados naturalmente a la sacarosa en el jugo de caña.

Además, diversos estudios indican que el consumo regular de este azúcar brinda energía a los músculos y al cerebro, y fortalece la memoria, entre otros beneficios.

No obstante, consumir azúcar en exceso resulta perjudicial. Según los expertos, la ración diaria de azúcar en una dieta equilibrada seria de 30 a 50 g por persona.

EN EL MERCADO

 No se debe confundir azúcar mascabo con azúcar rubio o negro. Estas dos últimas variedades son un subproducto de la producción del azúcar blanco. Luego se le añade melaza o caramelo sintético para darle color. Tampoco se debe confundir con el azúcar orgánico, el cual hace referencia a la forma en que ha sido cultivada la caña, y no al refinamiento.

El azúcar mascabo es de color marrón y no tiene cristales brillantes. Su sabor es ligeramente ahumado, con un dejo a caramelo y vainilla. Su textura es similar a la arena húmeda, aunque un poco más pegajosa al tacto (por su contenido en melaza).

CONSERVACIÓN Y USO DEL AZUCAR MASCABO

Se debe guardar en frascos que tengan un buen cierre, en un lugar fresco y seco. Su uso más popular es en repostería. Se emplea como endulzante, sustituyendo al azúcar blanco en diversas preparaciones.