Saltar al contenido
Mi Medico Natural

6 Desencadenantes Comunes del Dolor de Cabeza

causas dolor de cabeza

¿Alguna vez ha tenido un dolor de cabeza fuerte después de comer un poco de queso fuerte o de disfrutar de una copa o dos de vino tinto? Mientras que algunos dolores de cabeza parecen ocurrir de la nada, otros son provocados por «factores desencadenantes» específicos: alimentos, condiciones ambientales u otros factores que pueden enviar a una persona en busca de una habitación tranquila y el consumo de algún analgésico. Ya sea que experimente migrañas frecuentes u otros tipos de dolores de cabeza, identificar lo que parece desencadenarlos puede ayudarlo a evitar dolores y molestias en el futuro.

Veamos algunas razones que nos pueden llevar a un fuerte dolor de cabeza.

Hambre

Su cuerpo trabaja constantemente para mantener un nivel constante de glucosa en la sangre (azúcar en la sangre). Si pasa demasiado tiempo sin comer o hace ejercicio con el estómago vacío, su nivel de azúcar en la sangre puede disminuir, un desencadenante conocido para los dolores de cabeza. ¿Qué hacer en este caso? Coma alimentos regulares, nutritivos, y bocadillos durante todo el día, especialmente si es propenso a los dolores de cabeza.

Cafeína

Cuando se trata de dolores de cabeza, la cafeína puede ser positivo o también negativo. Varios remedios de venta libre y para el dolor de cabeza con receta contienen cafeína, que se ha demostrado que mejora su efecto analgésico. Al mismo tiempo, el consumo regular de cafeína en algunas personas puede alentar el desarrollo de dolores de cabeza. Más comúnmente, si usted es un bebedor regular de cafeína, detenerse repentinamente puede desencadenar síntomas de abstinencia, como dolor de cabeza. No olvide que además del café, la cafeína también se encuentra en muchos otros alimentos, como el té, el cacao caliente, el chocolate y los refrescos.

Hormonas

Si es mujer y suele padecer dolores de cabeza alrededor de su periodo, no lo está imaginando. La caída en los niveles de estrógeno en los días previos a la menstruación puede dejarla vulnerable a un ataque. Estudios científicos realizados en una determinada cantidad de mujeres sobre el Dolor de cabeza, encontró que la mitad de ellas tienen un mayor riesgo de » migrañas menstruales «, que tienden a ser más duraderas, más debilitantes y más difíciles de tratar que las migrañas estándar. Otra investigación ha encontrado que la frecuencia del dolor de cabeza aumenta en los meses o años previos a la menopausia. Si este es un problema continuo, hable con su médico acerca de estrategias no farmacológicas y farmacológicas que puedan ayudarla.

Alcohol

¿Ha bebido demasiado? El dolor de cabeza es probable que sea el resultado de la deshidratación inducida por el alcohol. Uno de los factores que se cree que contribuyen a la resaca es que el alcohol actúa como un diurético: estimula a los riñones a que pasen más agua de la que se consume, lo que provoca la pérdida de electrolitos y la deshidratación. El alcohol también reduce los niveles de azúcar en la sangre, lo que puede producir fatiga y contribuir a los dolores de cabeza. Además, el alcohol puede ensanchar o dilatar los vasos sanguíneos, lo que provoca dolor de cabeza y trastornos del sueño y otros efectos asociados.

Ansiedad

Los dolores de cabeza a veces son un síntoma de trastornos de ansiedad, incluido el trastorno de ansiedad generalizada, y algunas pruebas sugieren que las personas que experimentan migrañas también tienden a estar predispuestas a la ansiedad, la depresión o ambas cosas. Su médico puede recetarle un medicamento contra la ansiedad o ciertos tipos de antidepresivos; pueden ayudar a aliviar la ansiedad, así como el dolor de cabeza. La terapia cognitiva conductual para reducir el estrés y la ansiedad también puede reducir la frecuencia de los dolores de cabeza y puede reducir o incluso eliminar la necesidad de medicamentos. Obtenga consejos para encontrar un buen terapeuta en este tema.

Clima muy Caluroso

Existen algunos estudios realizados sobre este tema del calor asociado al dolor de cabeza. Investigadores observaron a más de 7,000 pacientes que buscaron atención en la sala de emergencias del Centro Médico Beth Israel Deaconess, de Boston, durante un período de 7 años. Encontraron una asociación estrecha entre temperaturas más cálidas del aire en las 24 horas previas a la visita al hospital del paciente y un síntoma de dolor de cabeza. Por cada aumento de temperatura de 9 grados Fahrenheit, hubo un riesgo 7.5% mayor de dolor de cabeza severo.